semana-santa-en cusco

marzo 8, 2018 6 Minutos de Lectura

Semana Santa en Cusco

Categoria : Curiosidades
Si te gusta vivir las tradiciones y rituales de un pueblo, elegí la Semana Santa en Cusco para conocer más.

Además es una época que podes aprovechar para conocer Machu Picchu.

Leer Como llegar a Machu Picchu sin agencia

Es especial si queres vivir las tradiciones y rituales durante la Semana Santa en Peru.

La celebración de Semana Santa en Cusco es una excelente oportunidad para mirar de cerca cómo las personas llevan a cabo su fe.

La Semana Santa en Cusco: Lunes Santo

El señor de los Temblores.

Su procesión se realiza en Lunes Santo.

Es una de las más esperadas del año. Los devotos del ‘Taytacha’ aseguran  que El es muy milagroso.

“Taytacha de los Temblores” en Semana Santa en Cusco

“Taytacha” es una palabra quechua que está en diminutivo que significa: “papito”; porque tayta es “padre, señor”, acha es el diminutivo

Esta procesión se viene realizando desde hace más de 200 años. Es considerada Patrimonio Cultural de la Nación Peruana.

La procesión del Lunes Santo es sinónimo de Semana Santa en Cusco. El Taytacha de los Temblores recorre las calles y plazas de la ciudad acompañado por los fieles quienes imploran su bendición.

La imagen parte desde la Catedral, gracias a decenas de hombres que lo levantan sobre sus hombros. El desfile recorre las calles del centro histórico y va de regreso a la Plaza de Armas.

La procesión suele  transmitirse en pantallas gigantes, en las plazas principales, para aquellos que no quieren sacrificar su comodidad, por participar del evento.

Hablando de comodidad¿Ya viste los mejores hoteles en Machu Picchu?

La historia del Señor de los Temblores

La imagen del Cristo Crucificado se remonta a la época de la colonia. Está tallada en tonos cobrizos y con rasgos mestizos, a fin de que los pueblos originarios pudieran verse en la imagen y así poder consolidar su nueva fé.

Se creyó durante mucho tiempo que  fue un regalo de Carlos V, al pueblo de Cusco.

Está teoría fue descartada, ya que se demuestra que el Cristo fue hecho con maguey, aplicando una técnica cusqueña denominada “T’eqe”, por tanto, el “regalo” del emperador europeo sólo habría consistido en el aporte financiero.

Señor de Los Temblores

La imagen fue hecha en talleres de Sevilla y enviada al Perú, llegar al puerto del Callao y de ahí ser trasladada a la ciudad del Cusco.

En medio de su travesía marítima, la embarcación en la que iba fue azotada por una gran tormenta. En su desesperación, sacerdotes que viajaban en el mismo barco, sacaron del baúl al Santo Cristo, asegurandolo al trinquete mayor. Imploraron piedad y clemencia para que detuviera la furia del mar y así fue. Las aguas se tranquilizaron las aguas. En agradecimiento lo llamaron con el nombre de “Señor de las Tormentas”.


Booking.com


Entre Tormentas y Temblores

Una vez en el puerto del Callao, en su travesía a Cusco se detuvieron en el pueblo de Mollepata.

Si antes sucedieron cosas inexplicables en el mar, ahí en tierra no iba a ser la excepción. El arcón que contenía la imagen, se volvió sumamente pesado. No pudieron moverlo.

La gente dijo que era porque la imagen deseaba permanecer en ese lugar y la comitiva se vio obligada a dejarlo.

Así que se tuvieron que poner a trabajar en otro Santo Cristo para entregar lo prometido a la Ciudad de Cusco.

Este nuevo Cristo, modelada en pergamino de llama, con el busto hueco, de facciones grotescas y anatomía asimétrica, es el hoy venerado en la Semana Santa en Cusco.

De cuero de llama y torso hueco

Lo rebautizaron a su llegada, el “Cristo de la Buena Muerte”.

El Cristo despertó gran devoción al “calmar”, las replicas de un gran terremoto. Según crónicas de la época, el terremoto fue el 31 de marzo de 1650. Fue de una magnitud de 7.6 grados en la escalara Richter.

Desde esta ocasión lo nombraron como el “Señor de los Temblores”.

El color oscuro del Cristo, es producto del humo de los cirios empleados hasta hace algunos años, y las flores de ñukch’u ofrecidas a su paso durante la procesión. Por ello también se le llama Cristo Moreno o Cristo Negro

Las flores de ñukch’u se le ofrecen sólo al Señor de los Temblores.

Jueves Santo

Como vimos, la Semana Santa en Cusco es una mezcla entre las tradiciones de la fe católica y la cultura inca.

El Jueves Santo es otro día importante en esta festividad religiosa. Puedes entrar a todas las iglesias de Cusco gratis. ¡La tradición dice que si visitas siete iglesias se cumplen tus deseos!

Las actividades oficiales incluyen una misa solemne en la catedral a las 4 de la tarde, seguida de una procesión al Templo de la Sagrada Familia.

El Viernes Santo en Cusco

Este día de la Semana Santa en Cusco, acontece la Procesión del Santo Sepulcro en el Templo de la Merced. Hay un encuentro en andas del Cristo en el Santo Sepulcro y de la Virgen Dolorosa.

El Cristo del Santo Sepulcro, en Cusco. Semana Santa en Peru

Los doce platos

A diferencia de lo que sucede en otros lugares, este día no hay ayuno.

La costumbre es degustar doce platos típicos distintos que incluyen desde sopas y potajes varios y postres diversos como el arroz con leche, la mazamorra, compotas de manzana y durazno, empanadas de semana santa, rosquitas, condesas, los suspiros, el pan torta y pan costra entre otros.

Las familias locales generalmente se reúnen para comer en recuerdo de la última cena. La mayoría de los restaurantes suelen ofrecer algunos platos tipos que puedes probar.

12 platos como tradición en Semana Santa en Peru

Debido a la prohibición católica de no comer carne roja durante la Cuaresma, la mayoría de los platos están hechos a base legumbre y vegetales. Algunos platos pueden incluir pescado o camarones.

Los platos más comunes son la lawa de maíz (crema de maíz) sopa de lizas, sopa de camarones, el saltado con bacalao, el sudado de trucha , el arroz con mariscos; entre los dulces se destacan el arroz con leche, las empanadas, condesas, los suspiros, el pan torta y pan costra entre otros.

Hampi Rantikuy o Feria de plantas medicinales”

En la Plaza San Francisco se inicia el Vía Crucis hasta la Cruz del Papa ubicada en la cima del Sacsayhuaman.

Ese mismo día también se lleva a acabo el “Hampi Rantikuy o Feria de plantas medicinales”.

Más de 1,500 campesinos provenientes de diferentes provincias cusqueñas comercializan hierbas con diferentes propiedades medicinales.

De acuerdo a los relatos de las matronas, se sabe que el viernes santo el poder curativo de las plantas medicinales se incrementa debido a que la sangre de Jesús, el hijo de Dios, las bendice y asegura el efecto sanador de los enfermos.

También se venden cruces de espinos crecidas de manera natural. Estas cruces son colocadas detrás de las puertas de los hogares cusqueños para protegerlos del mal.

Hampi Rantikuy o feria de plantas medicinales en la Semana Santa en Cusco.

Así que 7 días te alcanzan para poder conocer algo de Perú, y porqué no, aprovechar esos 7 días y recorrer el Valle Sagrado y llegar a Machu Picchu. La Semana Santa en Cusco es ideal.¡Tenelo en cuenta!

Comentar

Booking.com